Durante los últimos meses, Irán ha estado preocupando a las grandes potencias mundiales, especialmente a los Estados Unidos, al insistir en la persecución de sus metas nucleares; esto debido a que los norteamericanos y sus aliados europeos temen que Irán, en realidad, tenga intenciones de desarrollar secretamente armas nucleares, juicio que Irán niega, afirmando que sólo busca enriquecer uranio para poner en marcha un reactor nuclear el cual abastecería a sus plantas de generación eléctrica.

Pero no es únicamente de la posibilidad de crear armas nucleares que se debe temer, ya que Irán posee otra arma a su disposición: Crudo de Petróleo. Esto le otorga a Irán otra potencial arma, “Un Arma de Petróleo” la cual puede que no sea tan preocupante como un arma nuclear, pero muchos expertos coinciden en que es una gran e inminente amenaza a la economía mundial.
Irán es el segundo país productor de petróleo del mundo exportando diariamente aproximadamente cuatro millones de barriles de crudo, siendo esta cantidad mucho mas del doble que la exportación de Irak. Por tanto cualquier situación en la cual Irán detenga o reduzca sus exportaciones de petróleo se traduciría automáticamente en un alza de los precios mundiales de petróleo.
Al parecer los mercados están reaccionando luego de haber visto que Irán estaría dispuesto, si llegara a ser necesario, a usar su petróleo como un arma, y los mercados han tomado esta amenaza con mucha seriedad.
Los analistas como Robert Wood de “The Economist Intelligence Unit” dicen que de llegar a suceder algún tipo de conflicto entre los Estados Unidos e Irán, los precios del crudo podrían dispararse hasta US$100 dólares el barril o más, lo que se traduciría en, aproximándose, RD$200 pesos el galón de gasolina en las bombas dominicanas. Esto no es un escenario que llama al interés de nadie, pero tampoco la idea de que llegase a haber otro país más en el mundo con armas nucleares.
La verdadera pregunta, según los analistas, es si un alza de precios será por corta o por larga duración. El estado actual de el mercado internacional del petróleo le otorga a Irán un fuerte juego de cartas. En estos días, países como China e India están sedientos por petróleo, solo china consume seis millones y medio de barriles diarios que es mas que la suma de las exportaciones de Irán y Venezuela unidas y peor aun no hay una cantidad abundante de crudo rondando el Mercado.
¿Pero realmente podría Irán cumplir con su amenaza de desatar un “Arma de Petróleo”?. Después de todo, el gobierno de Irán deriva la mitad de sus entradas, y el 80% del valor de su moneda, de las ventas de crudo. Cortando o recortando esas ventas, ¿No estaría Irán cometiendo un suicidio económico?.
La mayoría de los expertos coinciden en que un completo corte de provisión de Petróleo por parte de Irán es muy poco probable, pero hay muchas otras cosas que los iraníes pueden hacer, por ejemplo, pueden amenazar con impedir el movimiento de barcos tanqueros en los Estrechos de Hormuz, una vía acuática que ellos controlan.
Para hacer las cosas mas complicadas el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad reafirmó el lunes 24 de abril que su país no cumpliría con las demandas de la ONU de detener el enriquecimiento de uranio para obtener combustible nuclear.
No obstante, el Ministro de Petróleo iraní Kazem Vaziri Hamaneh afirmó recientemente que no usarían su petróleo en contra occidente, alegando, "Tenemos un bien y queremos venderlo, y hemos demostrado en el pasado que somos una fuente confiable de suministro y colaboramos con la demanda mundial", pero no por eso debe la comunidad mundial asegurase de que bajo amenaza todo será así. Vivimos en un país pobre y lo ultimo que desearíamos ver, además de lo peor que podría pasarle a nuestra economía, especialmente tomando en cuenta lo que hemos vivido recientemente, sería algo como esto.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK