En la diplomacia desde hace ya un tiempo se ha acuñado un nuevo concepto, se trata de la Diplomacia Pública la cual es por definición: La comunicación de los intereses y de los ideales de un Estado más allá de gobiernos, a los pueblos extranjeros directamente.
Hoy día todos los pueblos del mundo poseen un mayor poder de incitar acontecimientos y provocar acciones de sus gobiernos que en cualquier otro momento de la historia, hurgando que la Diplomacia Pública sea tan primordial para los intereses de los Estados como lo es la diplomacia entre los gobiernos.
Estos entienden cada vez más que las pueblos tienen gran potencia de influenciar hechos y decisiones. Entendiendo que la comunicación con las poblaciones extranjeras tiene a menudo mucho más impacto que el intercambio de notas diplomáticas.
La Diplomacia Pública no ha substituido la diplomacia del gobierno-a-gobierno. Pero la diplomacia tradicional ha sido cambiada decisivamente por la revolución de las comunicaciones.
Hoy en día los gobiernos deben ganarse el soporte de la gente en otros países, así como de sus lideres, si desean que sus políticas exteriores puedan triunfar. Deben de manejarse con las presiones constantes internas y con las consecuencias de las presiones publicas de otros gobiernos. Deben movilizar coaliciones y soporte para políticas en organizaciones multilaterales. Porque lo que ellos dicen en casa será instantáneamente reportado en el exterior, las explicaciones de las políticas deben ser consistentes y persuasivas para las audiencias tanto domesticas como extranjeras.
La comunicación con los públicos extranjeros va bien más allá de transmisiones por televisión del CNN. La diplomacia pública no es solamente un subproducto accidental de qué está señalada en los media comerciales.
Ni es que los asuntos públicos tuvieron como objetivo a la gente que ve televisión y lee la prensa. Los hacedores de política de un Estado determinado deben y promueven sus políticas en su Estado. La Diplomacia Pública, sin embargo, se dirige directamente a los públicos en el exterior.
En el caso de EE.UU. Es diplomacia publica cuando el testimonio del Presidente Clinton afirma oponerse a los movimientos de tropas en Irak y esto es transmitido mundialmente por los medios, cuando el embajador de EE.UU. en Moscú aparece en la televisión rusa, cuando un becado de Fullbright da clases de derecho en Polonia y cuando la Voz de América hace transmisiones radiales en China. El Departamento del Estado de EE.UU. el cual posee una subsecretaría para Diplomacia Pública (al cargo de Karen Hughes) gastó $685 millones de dólares en Diplomacia Pública en el 2004, y aun así los críticos se quejan de que ese valor no se ha aumentado lo suficiente luego de septiembre 11 del 2001.
Pero no solo los EE.UU. utilizan la Diplomacia Pública y todavía aun hay muchos otros Estados que la necesitan y no hacen uso de ella. En un mundo globalizado la Diplomacia Pública se ha convertido en una herramienta de gran valor y con una enorme capacidad de impacto a favor de los intereses de el Estado que la pone en practica.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK